dialogo.jpg

 

Dirigentes sociales, clubes deportivos, agrupaciones de adulto mayor, agrupación de locatarios, representates del comercio local, ferias libres, gremios turisticos, profesores, pastores evangélicos y comités de seguridad, fueron quienes dieron vida este sábado 2 de noviembre al 1er Diálogo de Reflexión Comunitaria convocado por el municipio valdiviano.

Por más de dos horas se generó una conversación a través de grupos focalizados, para luego exponer en plenario sobre temáticas y acciones de mejoras para la ciudadania. 

La instancia fue la propicia para generar un documento de propuesta comunal para la discusión social, junto con fomentar así los espacios de conversación y reflexión de actores locales. 

Para el alcalde Omar Sabat esta instancia fue clave “ya que este trabajo se suma a lo desarrollado por distintos sectores de nuestra comunidad que buscan lograr una discusión constructiva, transversal y orientada a la búsqueda de consensos”.

“En este espacio de conversación que iniciamos desde el municipio, y que sin duda continuaremos, destacamos la actitud constructiva y de confianza en el proceso entregados por los actores comunitarios, resaltando la participación de clubes deportivos, juntas de vecinos, adultos mayores, comerciantes locales, comités de seguridad, docentes, actores culturales, sindicatos y gremios, entre otros grupos relevantes, donde desde ambas partes percibimos este diálogo como un puente transformador de nuestra realidad actual”, agregó el alcalde. 

Dentro de los temas más recurrentes y de los cuales –según los propios vecinos- se requiere un cambio a corto y mediano plazo, surgieron el mejoramiento de pensiones, acceso universal a la salud, el regreso de la educación cívica y financiera, conectividad y movilidad urbana, fortalecimiento del comercio local y el crecimiento de las farmacias municipales. 

Además destaca dentro de las propuestas la de trabajar en la ética profesional pensando en el área salud, crear nuevas estrategias para el desarrollo de las micro empresas y crear una casa de acogida para temas mentales.

Sabat agregó que “estamos en un momento crucial para lograr los cambios que la sociedad demanda y de la cual los municipios no están ajenos, como la principal organización cercana a la comunidad”. 

Volver Arriba